En este blog hablaremos sobre la “Construcción de los roles de género, violencias y desigualdades en la publicidad”. Desde el punto de vista de la comunicación analizaremos la situación actual de la sociedad y cómo afectan las disigualdades de género a las pautas colectivas de conducta. En las diferentes entradas profundizaremos en los diferentes aspectos que engloba nuestro tema, poniendo ejemplo reales vinculados al mundo de la publicidad.

dilluns, 21 de març de 2011

Roles de género en el hogar.

Isabel Cebrià Zapata


El trabajo doméstico puede ser un buen baremo para medir la desigualdad en la sociedad. Tradicionalmente ha sido siempre cosa de mujeres, mientras que los hombres eran los que se encargaban realizar trabajos fuera para traer el dinero a casa.  Esta repartición sexista de los roles en el trabajo ha estado asimilada por la mayoría de la población hasta hace bien poco y, aunque la cosa ha empezado a cambiar, aún queda mucho por hacer por la igualdad de género en el ámbito doméstico.

Los hombres empiezan a colaborar, ya sea por iniciativa propia, o porque las mujeres nos valoramos más y exigimos repartición del trabajo en el hogar. Nosotras somos mucho más que madres y esposas, somos capaces de hacer lo mismo que cualquier hombre en el ámbito laboral y lo demostramos día tras día luchando contra los estereotipos del trabajo que se han forjado a lo largo de los años en las sociedades machistas. Estereotipos que, por otra parte, han sido reforzados por los medios de comunicación y la publicidad. En este enlace podemos encontrar 25 anuncios sexistas de los años 50 que, por desgracia, no son los únicos. Es este, por ejemplo, vemos como se sitúa a la mujer como la esposa que sólo sirve para hacer las cosas de casa, en este caso cocinar para su marido, dejándola claramente por debajo de él.


Sin embargo, los tiempos cambian, y aunque todavía encontramos muchos ejemplos de publicidad machista que otorgan a la mujer el papel de ama de casa, los hombres empiezan a colaborar cada vez más, y hay muchas marcas que apuestan por promover el reparto igualitario del trabajo en casa. Puntomatic, por ejemplo, consiguió en clave de humor y utilizando los tópicos sobre los hombres, animarlos a que colaboraran en el hogar.


Aún queda mucho por hacer en cuanto a la desigualdad de género en el hogar, pero estamos en el camino hacia la igualdad, y está en manos de todos conseguir dejar atrás los estereotipos que existen al respecto.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada