En este blog hablaremos sobre la “Construcción de los roles de género, violencias y desigualdades en la publicidad”. Desde el punto de vista de la comunicación analizaremos la situación actual de la sociedad y cómo afectan las disigualdades de género a las pautas colectivas de conducta. En las diferentes entradas profundizaremos en los diferentes aspectos que engloba nuestro tema, poniendo ejemplo reales vinculados al mundo de la publicidad.

divendres, 15 d’abril de 2011

La igualdad es posible

Isabel Cebrià Zapata
La desigualdad de género es algo que ha estado presente en la sociedad a lo largo de la historia. Daba igual el lugar, la clase social o las características de cada persona: la mujer era siempre menos que el hombre. Y aunque los tiempos cambian y, como hemos visto en varias entradas de este blog, la posición de la mujer es mejor hoy que hace unos años, sigue existiendo un gran desequilibrio entre ambos sexos.
Este desequilibrio tiene un origen político y social basado en la creencia de que las mujeres tienen menos capacidades que los hombres. Una creencia que conseguía limitar las libertades y los derechos fundamentales de estas e imponer el poder de los hombres sobre las mujeres. Además esta desigualdad ha sido continuamente reforzada por los medios de comunicación y, especialmente por la publicidad, que frecuentemente se basa en tópicos y roles de género para realizar su actividad.
Por suerte, las mujeres están ahora más valoradas. La sociedad progresa (aunque a diferente ritmo en cada lugar) gracias a que hay una mayor concienciación y tolerancia por parte de los hombres y un trabajo a favor de la igualdad en los medios. La igualdad no es inevitable. Si seguimos en el buen camino, mujeres y hombres podemos tener las mismas oportunidades.

De acuerdo con el paradigma crítico del conflicto y la “Teoría de la clase dominante” de Marx, el orden social se basa en el conflicto entre grupos y en el poder de unos sobre otros (en este caso, de hombres sobre mujeres), pero la naturaleza humana es flexible y hay posibilidad de cambio. Las personas creemos y cooperamos para conseguir una sociedad mucho más igualitaria que la que hemos heredado de nuestros antepasados. Sabemos cuáles son los problemas de la sociedad y tenemos que luchar para poder cambiarla y llegar a la mayor igualdad posible.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada